lunes, 20 de octubre de 2014

A SANTIAGO LLORENTE CANDIDATO DEL PSOE EN LEGANÉS.


Debo de felicitar y felicito a Santiago LLorente, máximo respeto a los militantes, espero y deseo tenga suerte, pero le deseo un mandato si lo alcanza donde el lema de Solón, presida su despacho. "Menen Agan" sin excesos.

No me desdigo de una opinión mía hace unos días en este mismo foro.

fui criticado, pero sigo opinando que ha sido prudente y en política ser prudente a veces es malo, dije a varios militantes, lo que puse en este foro.
Es una estrella que no ha brillado en los últimos 4 años, no ha opinado en público a nivel local, su trabajo subterráneo lo ignoro, eso manifesté y así lo haré en el futuro, Santiago, honesto y preparado, es inteligente, pero, reitero, debe dejarse ver, opinar más claramente ante los vendavales pepineros, los silencios en política no son aconsejable, y él ha sido el candidato silencioso, la prudencia es buena, pero hay que mojarse, o bien entendido como decía Celaya: " Tomar partido hasta mancharse" Espero y deseo que, escuche a los vecinos, que refresque lo que es la Participación Ciudadana, que encabece los grandes retos vecinales como aún lo es la cesión de parcela en Vereda de los Estudiantes, la recuperación de la piscina Solagua, y la Biblioteca.

Esas 4 cosas le abrirán el camino, pero los tiempos cambian, yo no soy de PODEMOS, pero si llega a presentarse tendrá pillado de los epidídimos políticos a Llorente, surgirá UPyD. ascenderá algo ULEG, Santiago, el hombre silencioso, hasta hoy, honesto y prudente, debe de empezar a mover las tabas de la mente, que la tiene intacta, pero los "Idus de Mayo" no son la calle el CHARCO, la calle, estamos hartos de PP Y PSOE. Hay que convencer y después vencer.

Hay que tomar la temperatura ciudadana, como en los toros dicen, "apretarse los machos"
El resto de partidos al margen del PP, están en alza.

Santiago ha cogido oxígeno, pero la sociedad ya no es lo que era, hoy el desencanto no lleva la etiqueta del bipartidismo. Y el voto está muy caro.

Reitero mi felicitación y el deseo de que tenga suerte, y eso sí, mucho debe de hacer para que yo le quite el apodo cariñoso de SILENCIOSO, aunque ese silencio sea una estrategia, Leganés necesita alquien que diga las verdades, y para eso hay que escribir o hablar.

Hasta hoy a nivel local, fuera de la Casa del Pueblo, ha existido demasiado silencio.

JOSMAN.
Publicar un comentario