viernes, 25 de julio de 2014

SOMBRA.


 Tórridamente sólo
espumea el Butarque en Julio,
Leganés es Castilla abrasadora
bajo la cúpula de un cielo de sed.

Butarqueo con el polvo en las sandalias,
los chopos lloran una savia nueva,
las ocas caminan por la orilla
como embriagadas sin horizonte....
Descanso bajo el sauce de mis días,
y un grajo juega con su sombra
queriendo picar un imposible
que es la nada.

Y comprendo que la sombra
es el otro yo, bajo la luz cenital.

¿Acaso la sombra es por cercana inalcanzable?
¿Acaso como el grajo vemos otro ser sin ser?
¿ o somos eternamente sombras diurnas caminantes?
¿Réptiles metafóricos, danzarines, con su tristezas
e ilusiones, a pie de tierra embarrada y polvorienta?

JOSMAN.

Publicar un comentario