martes, 10 de febrero de 2009

LA PRESUNTA NUBE NEGRA EN EL PP. MADRILEÑO

Si viviera Machado, D. Antonio, repetiría de modo diferente “La Tierra de Alvargonzález” “Mucha sangre de Caín/ tiene alguna política bajera/, no gozan de lo que cobran/ por ansia de lo que esperan”

Si de Leganés viajamos al Guadarrama, pasamos próximos a Boadilla del Monte, allí hoy, corren vientos de presuntas irregularidades graves, el alcalde de esa localidad del PP, (recordando siempre la presunción de inocencia), ha caído en las manos del Juez Garzón.
La Audiencia estudia e investiga una presunta trama que va, desde estos pies del Guadarrama, hasta ese Mediterráneo de Blasco Ibáñez, que ya dejó su sabor a “arroz” y olor a “tartana”. Y “La Barraca”, hoy parece tener el virus contaminante en el ladrillo, del que escribiré en próximos días.

No todos los políticos son iguales, y es verdad, dicen en las tertulias televisivas que, gracias a Dios son una minoría, pero si esa minoría, es la que reparte los garbanzos de la cosecha del pueblo, hoy sospechamos que son los únicos que comen cocido gratis y además llenan su despensa...
Aunque España tiene aún una democracia de tercera división, hoy repugna, y dan náuseas algunos pocos cargos políticos, que como en este día son del PP.
La política a veces traiciona al pueblo soberano, hay casos que sorprende hasta al propio Obama en EE.UU. que a punto de nombrar cargos, éstos tiene deudas con el fisco y no pagan ciertos impuestos, mal ejemplo, cuando el pastor se convierte en lobo. Y precisamente en la nación que mostró al mundo la primera constitución, la del Estado de Virginia.
Desde el cementerio de Leganés, he visto hoy el cielo de Boadilla, en él, una nube negra que, presuntamente amenaza con rayos y centellas, más cerca.
Siempre decimos todos y todas, como si se tratara del Padre Nuestro, que la mejor forma de estado y de gobierno es una democracia, es verdad, pero ¡que pena, que en nombre de ella, algunos presuntos traten de enriquecerse! Nuestra democracia tiene 32 años y de nuevo ¡que pena!, que en plena juventud, tenga que ponerle pañales el juez Garzón, para llevar a la sala de los sospechosos estos posibles excrementos, respetando la presunción de inocencia que nos da nuestro Estado de Derecho a todos y todas.

Estos casos de imputados, se dan de vez en cuando en miembros de los dos partidos mayoritarios, que son los únicos que en el ruedo político tocan pelo, es decir, que lidian con las arcas del pueblo soberano, en la mayoría de los casos, honestamente.

Pero a mi me preocupa, como a muchos madrileños y españoles, que, aunque sólo sea uno el imputado en toda España, ésta infección intestinal que produce ésta diarrea democrática, pueda convertirse en algo crónico, y lo peor de todo, tras los casos investigados y juzgados, como el marbellí y otros, esta diarrea de hedor excrementoso, pueda convertirse en epidemia.¡Cuidado!

Leganés, 10 de febrero de 2009 JOSMAN.
Publicar un comentario