viernes, 26 de febrero de 2010

MIOPÍA Y PRESBICIA EN LEGANÉS.

Este Leganés nuestro tan febril,
convertido en crispación y denuncia,
nada bueno se avecina o se anuncia
parece todo de pólvora un barril.



Hoy todo va camino del juzgado:
Querellas y presuntas corrupciones,
laten a galope los corazones
dudando que lo limpio esté mancado.



El futuro pendiente de justicia,
el presente, esperando algún traspiés.
¿Se juzga la prudencia o la avaricia?


¿Honestidad o delito? ¿o al revés?
Como la miopía o la presbicia,
Así vemos y nos vemos, Leganés…


Leganés, 26 de febrero de 2010

José Manuel García García (JOSMAN)
Publicar un comentario