martes, 25 de septiembre de 2012

LA CRÍTICA POLÍTICA Y SUS FORMAS.

NOS DICE UNA BUENA AMIGA UNA CITA: 

DOS MANERAS DE CRITICAR:



"Hay dos formas de criticar: la que quita brillo al otro y la que se lo da. La primera nace de los estados de necesidad del ego, la segunda de la abundancia de nuestro corazón."

Los poetas amateur que damos opinión política no lo hacemos por necesidad de ego, lo hacemos por razonamiento en busca de la verdad, la segunda no es la abundancia de nuestro corazón es una cierta conformidad con el ser o la política existente que se aplaude aunque navegue contra corriente de la ciudadanía.
Yo de forma sencilla lo expongo de una forma vulgar:

Sí, existen varias formas de crítica política, pero me centro en las dos más conocidas y usadas: Una es la que haciendo caso al razonamiento o al sentido común, uno expresa lo que observa en el politico o grupo político sobre lo equivocado de su gestión en general para la ciudadanía. Y al parecer así se le quita lustre, porque él o ellos están quitando lustre al pueblo.

La otra, es aquella que por adoctrinamiento ideológico o un interés político, el crítico se ve obligado ha realizar una crítica que da brillo a la persona o grupo, muchos de estos casos- que no es el de mi amiga- acostumbran a estar de un modo u otro al cobijo pesebrero del poder, o en anterior poder, del que recogieron algunas migajas como aquellas del Lazarillo de Tormes en el cofrecillo maderil del ciego.

Si siempre estuvieramos a merced de la segunda, de la abundancia de nuestro corazón, ¿qué sería de nosotros?




Leganés, 25 de Septiembre de 2012

JOSMAN.


Publicar un comentario