martes, 27 de agosto de 2013

DERIVA.

Llega un día en que, se te cae el mundo encima, y no te encuentras el alma, porque la has perdido, y bastan las palabras sencillas para en cuatro versos dejarlo todo plasmado:


Se me cayó el mundo encima,
no lo pude sujetar,
ahora voy a la deriva
de la meseta a la mar.

JOSMAN.
Publicar un comentario