sábado, 10 de agosto de 2013

RÁPIDO, PERO SIN PRISAS. (Gorrión)


Un gorrión en mi terraza
picotea una semilla,
con el arte natural
de quien se busca la vida.
Hoy no sé si en soledad
o goza de compañía
en el nido familiar
de “la arboleda perdida”
de algún rincón urbano
donde Leganés dormita,
tras el bullicio nocturno
tras las sombras danzarinas,
que se ocultaron al alba,
y las aves lo adivinan.


Yo sacudo mi pereza.
Una mujer se santigua,
Va a la misa del domingo
con negro de golondrinas.
Y el gorrión alza el vuelo,
aletea en su armonía,
de un alejarse y volver
rápido, pero sin prisas.

Leganés, 10 de Agosto de 2013


JOSMAN.
Publicar un comentario