lunes, 5 de agosto de 2013

PECES EN SU AGONÍA.


Bajo ésta Charca hay otra menor, separadas por el cauce seco, dónde los peces han quedado atrapados.

Ayer tras el café de la tarde en el quiosco del parque lineal del Butarque, pasee por el cauce seco del citado arroyo, de pronto aislada vi una charca de 2´50 metros por 1´50 metros, y allí estaban encarcelados buscando desesperadamente por donde huir.

Tres peces en una charca

miran por dónde escapar,
cauce seco del Butarque
donde la angustia se palpa.
Cárcel acuática, mansa,
y yo no puedo hacer nada,
sólo cabe esperar
que llueva, o que el embalse
le den ganas de orinar
hilillos de agua o de llanto.
¡Lenta agonía es la vida,
cruel espejo sin cristal!

JOSMAN.
Publicar un comentario