viernes, 27 de diciembre de 2013

LOS HUEVOS DEL ALCALDE...

LOS HUEVOS DEL ALCALDE.

Que nadie se asuste, no hablaré de la anatomía del regidor, solo del trueque existente en los pueblos de España de posguerra, donde el que tenía muchos huevos de gallina, hacia un trueque con el que le sobraba naranjas, el alcalde debe de jugar al trueque con la oposición...

Leganés ingobernable,
como bola cuesta abajo,
y promesas incumplidas
escritas ante notario.
Fantasma consistorial,
no provoques un naufragio...

Mentes frágiles: Gaviotas
y urracas de rojo paño... 
Mientras el poeta observa
con ganas de estar llorando.

JOSMAN.
Publicar un comentario