martes, 4 de febrero de 2014

SOY INDEPENDIENTE.


A lo largo de 35 años, los pepineros yuncidos según opinaba yo, me decían que si era de derechas o de izquierdas, visto lo visto de las dos tendencias y su forma de hacer las leyes orgánicas, siempre he defendido mi independencia, y lo más importante, mi conciencia, ¿que me equivocado? sí, más que nadie, pero nunca he sido un cordero dirigido por un perro, puedo ver buenas cosas en el amanecer y otras en el atardecer.

Yo que he estado con un yugo, por supuesto militar, CUARENTA AÑOS, estoy en disposición de decir, y digo que, las oligarquías todas son la fragua donde se abrasan las ideas y se vuelven frágiles, y al fuego del crisol se las da forma.

Se me pueden criticar mis opiniones públicas, claro que sí, y yo defiendo mi derecho a criticar o alabar las circunstancias públicas pero, yo creo en mi modesta opinión, que no hay mayor rehén que el que voluntariamente se pone el yugo inexorable de aquellas organizaciones donde, repito, la oligarquía de uno o de varios, se imponen a la razón de la libertad del resto.

JOSMAN.
Publicar un comentario