martes, 16 de septiembre de 2014

¿AMIGOS?

A veces, los amigos son como las aguas del Butarque, vienen y se van por el ideal de buscar la mar.
 
Pierde uno amigos, cuando opina de política, pero esos no son amigos, son sólo cabellos que se pierden en el peine de los años y la vida.

 La ceguera por la religión y la política hacen al ser dependiente de unas siglas y de un credo, y es una enfermedad mental interesada, porque en toda ceguera hay un interés.

Cuando escribo de rojos o azules, pierdo conocidos o amigos de ambos lados.
Pero que sería de mi, sin opinión, sin expresar, sería un cordero que ni puede balar ante los lobos de la codicia partidista.
 
Es una obligación moral que, los poetas como yo, sólo aficionados, como dijo Aristóteles, escribamos como son las cosas y como deberían de haber sido.

 De todos los males de Leganés, culpo al PSME e IU, porque no supieron ser.
Y quien no sabe ser, sólo se representa a si mismo.

Seguiré perdiendo amigos o conocidos, pero sería peor ser hipócrita, y traicionar a mi propio ser, que salvo mis hijos, es mi único patrimonio humano.

JOSMAN.
Publicar un comentario