miércoles, 5 de mayo de 2010

CASTILLA DORMIDA.

Castillo de Coca.

Los pocos lectores que tengo castellanos, se me van a enfadar, pero así lo vi yo y así lo cuento, Castilla cuando yo la visitaba, me recordaba a esos libros que citaba días atrás de Miguel Delibes, no es que fuera pobre, es que estaba en un letargo social y obviamente político, prueba clara es que gobierna legítimamente la derecha, y no existe un escaño siquiera para la única izquierda española IU.

Y se durmió Castilla,

osera de cuarenta años,

y sólo Madrid despierto,

deshilando la armonía

que iba tejiendo Franco

dictando por bendecida

una cristiandad beoda,

y por ende, reprimida.



Junto a Madrid Cataluña,

Vasconia puso la muerte,

la mansedumbre Castilla

abarcando Extremadura.

Levante y Andalucía

vestidas de mar salada,

quisieron avanzar sus días

con un turismo europeo

vestido de algarabía.



Castilla en el sueño dulce,

milagrera en sonrisas,

tierra noble, gente noble

jugaba al mus y decía:

“Con que grane el grano,

y la vid llene la tina,

y la remolacha ofrezca

la azúcar que se refina,

damos todo por ganado

y que este Caudillo siga”



Y se nos murió en la cama

siendo en “La Paz” su agonía.

Y Castilla despertó

Serena, breve, tranquila.

Y en los altos pinares

de las altas serranías,

volvió a quedarse pegada

en goteos de resina.



Leganés, 5 de mayo de 2010

José Manuel García García (JOSMA)

Publicar un comentario