jueves, 29 de julio de 2010

DE LAURA OLIVA A TERESA CABARRÚS.

Laura Oliva entre Jauregui y Tomás Gómez.

Foto:
http://rosademadri.blogspot.com/2009/12/leganes-entrega-la-xiii-edicion-de-los.html.


Laura Oliva (PSOE) pende de un hilo, pende de un romancillo de mayo hernándiano, que sólo puede escribir, cantar y votar el pueblo.

El pueblo, ni peca ni miente, “porque canta y vota lo que siente”, y lo que canta y vota lo llamamos soberanía popular…

Oliva, me recuerda en su actividad política, que no en lo personal, a Teresa Cabarrús, pero había una diferencia, que mi paisana Teresa tejía con habilidad el tapiz de la revolución francesa.

Las mujeres serán siempre el seso fuerte, la frialdad, la sensibilidad, la serenidad y la inteligencia.

Teresa Cabarrús, carabanchelera * -de mi barrio natal-fue mucho más hábil que la Duquesa de Alba de los tiempos de “Fancho” Francisco de Goya y que la Princesa de Eboli, fue mas astuta, porque sobrevivió a Robespierre en el Terror y al propio Napoleón, poco después.

Pero mi “Regenta” nuestra concejala estrella, es miope política, y se lo he dicho más de una vez, y por ello no puede alcanzar a ver lo que veía Teresa de Cabarrús, que tejía y destejía como Penélope, hasta llevar la idea al dibujo, y, de éste al telar.

Idea, trama y urdimbre de Teresa, que fue detenida para ser ejecutada después por orden de Robespierre, y tan sólo en 48 horas, dio la vuelta al repostero francés y el ejecutado fue Robespierre.

Encaje de bolillos, estimada Laura, política de altura en un tiempo en que a la mujer se la dejaba al margen del poder político. Y es verdad, que el género masculino tardamos 20 siglos en valorar en su justa medida a la mujer.

Si teniéndolas al margen en medio de los huracanes, ella, y ellas, manejaban los vientos y sus tiempos, es algo a tener en cuenta en candidatas femeninas.

Pero… Mi estimada Laura, si yo pudiera dejarte los lentes correctores de tu miopía política, pero mi óptica no está al servicio de PSOE, no puede estarlo jamás, porque el PSOE, en lo profesional y en lo personal, jamás estuvo a mi servicio, y a mi edad, ya jamás lo estará.

El Dr Joaquín Aroca dice:*31 de julio de 1737. "En Carabanchel Alto el calor se hace notar más, quizás, que otros días. Ese día, y en ese barrio madrileño, va a nacer una niña bajo el signo de Leo, símbolo de la audacia y de la valentía. Nadie se podía imaginar entonces que ella iba a ser la mano invisible destructora del terror que la Revolución impuso en Francia entre los años 1792-1794"

“Teresa Cabarrús acabó con el terror revolucionario de Robespierre, y con Robespierre mismo”


Mientras, Montoya, cierra los parques, ójala se le cierre la urna de su candidatura

Leganés, 29 de julio de 2010

JOSé MANuel García García (JOSMAN)


Publicar un comentario