viernes, 23 de julio de 2010

LA OLIVA PERDIDA.

A Pilar Polo:

La Oliva Perdida es, el titulo de un libro de poemas, que inicié hace algún tiempo y que quiero concluir este verano, está inspirado en una oliva solitaria existente en la carretera comarcal que une Valdilecha y Arganda del Rey, son recuerdos de una juventud, como todas, llena de pasiones y hasta de equivocaciones, en esa edad de la vida parece que todo pasa muy deprisa, luego cuando repasas todo lo que de ella ha quedado en los anaqueles de la memoria, te das cuenta de la intensidad valdilechera, de aquellos veranos, de aquellos amores, y de las rosas que dejas o te dejan en el camino imborrable de la juventud.

El primer romancillo condensa todo, y da la sensación de que el alma se quedó de alguna forma en aquella oliva solitaria.


En una Oliva perdida

hace treinta y cinco años

dejé mi alma prendida

en una rosa de mayo.

Y, desde entonces no vivo

tan sólo vegeto y paso

viendo que llega el invierno

viendo que pasan veranos.

Y así prima Pilar,

me hice viejo, estoy cansado.

La rosa se marchitó

en un valle que he olvidado.



Leganés, 23 de julio de 2010


JOSé MANuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario