lunes, 25 de julio de 2011

MI SOMBRA.

Solía decir un burgalés afincado en nuestro Leganés: "La felicidad total, es como la sombra, la sientes cerca, pero jamás la puedes alcanzar"

En nuestro planeta hay billones de billones de sombras, hasta la más pequeña hoja, hasta un pequeño insecto, siempre que hay luz, existe una sombra que le acompaña de por vida, y hasta una hoja muerta caída del árbol en el suelo tiene su sombra.

A veces me pregunto, como esa perenne compañera lleva tanto años conmigo o tras de mí, siempre marcando la silueta de mi cuerpo en el suelo y en las paredes.



¿Dónde fueron las caricias
del ayer? ¡Oh, primavera!
¿Dónde el rizado cabello?,
¿dónde la fuerza primera?



¿Dónde el verso inocente
del Arroyo de la Vega?
Aquél que por los cerros
tuvo eco en Valdilecha.



Dónde pobre sombra mía
a cada paso se queda
todo cuanto fui, o fuimos,
y tú, que nunca te quejas,
sombra mía, sombra, sombra,
ayer deprisa, hoy tan lenta...



Sombra de niño y de viejo:
¿si alcanzarte yo pudiera?
Quizás un día sin luz
me aleje, sin darte cuenta,
y dejes de ser sin ser
de mi cuerpo silueta.


Leganés, 19 de Julio de 2011


JOSé MANuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario