viernes, 29 de julio de 2011

ZAPATERO,YO, LOS SERES HUMANOS Y LAS ESCOBAS.

Jonathan Swift (1667-1745)


Hoy, ha anunciado el adelanto de las elecciones generales Rodríguez Zapatero, y esto me ha hecho recordar la "Meditación sobre un palo de escoba" de Jonathan Swift.

Los hombres cuando nos retiramos del juego de la vida, sólo dejamos lo que hemos sido, lo que hemos dejado sembrado, y es así como nos recuerda la historia, lo demás después, tras ser enterrados o encinerados, apenas tenemos diferencia en nuestras cenizas o en nuestros huesos.

Las diferencia son casi nulas entre grandes hombres o pequeños, hasta entre buenos y malos, hasta en demócratas y dictadores, los restos de hombres como Gandhi o como Franco- contemporáneos- no muestran sus ideales distintos, pero queda lo sembrado por uno y por el otro, y unos son como las ramas secas de los arboles tras talarlos, de ellos puede salir un bonito bastón tallado, o un simple palo de escoba, como recuerdo de los mismos.

Como decía el citado Jonathan Swift, hace más de dos siglos, seremos bastones o palos de escobas los que fuimos hermosos árboles florencientes, frescos y sombríos en medio de un pensil como el Edén.
Pero obviamente, él lo escribió infinitamente mejor que yo, y algunos que fuimos árboles, seremos palos de escoba, entendiendo que, Zapatero hoy, es un gran árbol que dirige los destinos de España, y yo, sólo un arbusto del Butarque.

Transcribo aquí, lo que escribió Swift: "Meditación sobre un palo de escoba" al estilo y manera de las Meditaciones del honorable Robert Boyle.

"Ese solitario palo que ahora contempláis yacente sin gloria en aquél rincón olvidado lo conocí en otros tiempos rozagante en un bosque. Estaba lleno de savia, cubierto de hojas y repleto de brotes. Pero ahora, el afanoso arte de hombre pretende en vano rivalizar con la naturaleza atando a su tronco reseco ese marchito manojo de ramas."

Prosigue Swift, el gran genio de "Los viajes de Gulliver" en el año 1720, dejando una sentencia de lo que somos los seres humanos incluyendo a los políticos todos: "No hay duda, el ser humano y mortal es un palo de escoba"

Obviamente es una gran metáfora, y una hipérbole de los políticos y de mí, de todos los seres humanos, que creemos estar muy arriba y que desconocemos el destino, como Jonathan Swift, que acabó perturbado metal y falleciendo en la misma catedral de San Patrick en Dublín.

Yo siempre he dicho que, el problema no es la locura, es lo que la provoca, pero dejemos a los psiquiatras. Quizás Swift, como nuestro Cervantes, veía gigantes y enanos en sus aventuras...



Leganés, 29 de Julio de 2011

JOSé MANuel García García (Josman)



Publicar un comentario