sábado, 28 de abril de 2012

CARTILLA DE RACIONAMIENTO.



Mi hermano la Aguja, decía que a mi no se me invitó, mejor, veamos por qué.

Me escribía hace 72 horas un correo electrónico mi amigo y maestro Liberto Malasaña, que se lamenta de ver España en esta situación y siente ganas como yo, de tirar la pluma y el tintero por la ventana.

Tras su correo, medité y rumié sobre mi pasado y mi futuro, y viendo más la realidad que mi pesimismo se me vino a la cabeza una sola expresión: Nací con cartilla de racionamiento y moriré con racionamiento sin cartilla.

España vive, como casi siempre ha vivido, si repasamos la historia o la memoria histórica en la época de la España de los Austrias, el hambre mordía las esquinas quevedianas, y el pasaje de San Miguel olía a orines y vino de Valdemoro en aquel siglo de oro, que Quevedo llamó de hierro.

Hoy, seguimos aquellos pasos de los validos interesados como el Duque de Lerma y el Conde Duque de Olivares, llegó a existir un 30% de paro y el pillaje o la picaresca te pillaba en cada esquina.

Hoy, el trabajo ha descendido, el 24% de la población en edad laboral no trabaja, la sanidad y la enseñanza está en pura merma, en definitiva, políticos, empresarios, banqueros, constructores y demás reptiles sin escrúpulos ni conciencia, han convertido a España en un estercolero y todo es una gran mierda.

Leganés, 28 de Abril de 2012

JOSé MANuel García García (JOSMAN)
Publicar un comentario