lunes, 30 de abril de 2012

TUPPERSEX EN EL MOTOWN.


La tarde noche del 26 de éste abril lluvioso, nos dimos cita algunos clientes de nuestro Motown, esta vez no era para oír un concierto musical, simplemente era para ver una exposición de lencería sensual, de juguetes eróticos, de aromas de Afrodita y cremas que ayudan al estímulo de las relaciones sexuales.


A mi edad, las ayudas sirven de poco, es la mente la que tiene el poder de todas estas cosas de alcoba, o de asiento trasero de vehículo utilitario, pero sí me interesé por los productos de "MAR LOVE", donde mar y Margarita, nos sirvieron de guía, tanto en lencería como en los denominados "juguetes" eróticos.

Es verdad que con la que está cayendo, tanto en Europa como en esta España nuestra, no está nada mal desviar la mente, y hasta imaginar tiempos pasados y futuros en este mundillo que en mi juventud, era cosa de más allá de los Pirineos, cuando algunos desconocíamos que era el perineo.

En fin tarde-noche de risas, y de documentarnos en la línea de moda en aparatos o juguetes, y sobre todo en esas aceites sabrosas de fresa y chocolate y hasta canela. Aunque en el Motown, lo único sabroso era las damas que no estaban a nuestro alcance, y de añadidura, algunos hombres no eramos grato aperitivo para...

Pero así es la vida, siempre nos ofrecen el exquisito perfume, a quienes siempre hemos usado agua de colonia.

Mientras, como siempre, y como ya sabe mi amigo el escritor Enrique Mercado, yo escribía unos simples versos en la servilleta del bar, para escribir esta nota de lo acontecido.

Lencería y juguetes...
reunión de Tuppersex,
el Motown es para todo
donde se calma la sed,
se imagina fantasías,
el saber y el no saber...
¡Qué tamaños, qué grandeza!
Las noches de Leganés...
Suspiros de Luna llena...

Leganés, 30 de abril de 2012

JOSé MANuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario