viernes, 5 de abril de 2013

BENITO BOUZADA.


A Benito Bouzada, hermano del alma. (romancillo)

Mi buen Benito Bouzada,
con los corazones rojos
de la sangre derramada,
paño verde, verde paño
en este olvido de España.

Vigilante en carretera,
en el valle y la montaña,
en los puertos y fronteras,
siempre con la cruz pesada...
nos niegan el Arco Iris...
y nos menguan de talla,
nos reducen el salario,
pero nos queda esperanza:
de Extremadura a Valencia,
de Galicia hasta Granada.
¡Siempre estaré con vosotros
haciendo la senda ancha!
Hoy y siempre, guardias míos,
como mis hijos del alma.
¡Hasta la victoria, siempre,
que nos llegará mañana,
querido hermano de sangre,
mi buen Benito Bouzada!

JOSMAN.

Publicar un comentario