martes, 30 de julio de 2013

DE LA ESPAÑA ZALACAÍNA A LA BANANERA.


En el primer capítulo de “Zalacaín el aventurero” el bueno de Don Pío Baroja, nos habla de un niño que roba peras, para malvivir.
Después de 40 años de dictadura, los jóvenes de mi generación, tuvimos orgasmos ideológicos pensando que, con la democracia desaparecían todos los demonios que nos habían atormentado, pero no, empezaron las que Esperanza Aguirre denominó “las Mamandurrias”
Y nos encontramos que, nuestra democracia empezaba siendo zalacatina, para convertirse hoy en una democracia bananera, y aquella democracia chulapa y hasta postinera que nos ilusionaba empezó a ser la losa aplastante de las clases media y trabajadora.
Y es cuando uno tiene que escribir porque lo necesita ante tanta pestilencia, sí lo necesito, como el aire puro de la floresta del Guadarrama, y a falta de Guadarrama, uno se refugia en los versos, ya que no puedo alcanzar los “Percebes y Salmones” de Rosa María Artal.

España zalacaína
paso de robar las peras
a trincar de comisiones,
democracia postinera
de percebes y salmones.
Rosa María Artal nos cuenta…

Registradores sin rumbo,
sobresueldos, peteneras,
se llora en los funerales,
mientras Bárcenas nos cuenta
que tras de la Luna blanca
existe una cara negra.
España zalacína
con sus corbatas de seda,
con sus gafas de Armani
y trajes de ricas telas.
Y, ¡Viva la mamandurria!
Y, ¡San Isidro en Las Ventas!
¿democracia de postín?
¡Es peor que bananera!

Leganés, 30 de Julio de 2013

JOSMAN.


Publicar un comentario