martes, 1 de octubre de 2013

OCTUBRE.

Me quedan 10 poemillas para acabar "Suspiros de Ausencia"

Como mi amigo y maestro Liberto Malasaña, hay mañanas como ésta que observo torpemente a los gorriones.

OCTUBRE.


En Madrid amanece un día fresco y lluvioso en este primer día de Octubre y, a mí camino de comprar el pan me sorprenden los gorriones ateridos y trémulos.

Octubre es como un niño,
nace llorando, y en la altura
se mece la cuna celeste
que encoge a los gorriones,
y el abrigo de sus plumas,
tembloroso como un baile
que nunca sabes que anuncia,
¿quizás un beso de nieve?
¡Pobrecillas criaturas!
miran mi otoño abrigado
y con sus ojos preguntan:
¿Nos enseñas a tejer
los rayitos de la Luna?
Y yo lloro como Octubre
rumiando mis propias dudas…

Leganés, 1 de Octubre de 2013

JOSMAN.
Publicar un comentario