sábado, 28 de septiembre de 2013

FANTASMA CONSISTORIAL.

Nadie me ha creído que hay un fantasma en el consistorio, ¡ay!, ¿a quién se le ocurrió hacer un Ayuntamiento a 60 metros de un manicomio?

FANTASMA CONSISTORIAL.

Fantasma consistorial
que perturbas la razón,
entre dimes y diretes
gobierno y oposición.
Están “Al cabo de la calle”
-en su última edición-.
Hay un fantasma que embruja,
y el PSOE en aluvión
abandona los escaños,
sale a prisas del salón.
ULEG se sale a los medios…
y temiendo la explosión
como retando al alcalde…
nervios en ebullición.
Es el “Pepino” embrujado,
y aunque no entre en razón,
confirmo que hay un fantasma
que enredando sin pasión,
entra en almas y conciencias
con ansiosa depresión,
bipolar o ciclotímica
es la traca en explosión.
“Los intereses creados”
Ilusiones del “Buscón”…
De garajes a trasteros,
confunden la exposición
y, sin fuego arde Troya
de Aquiles a Armagedón…
Y el fantasma disfruta…
Cae su noche en el balcón,
sobre el reloj giratorio
de un EMSULE en expansión 
cuando reinaba Raúl Calle
y no había crispación.

JOSMAN.
Publicar un comentario