jueves, 24 de abril de 2014

HOY NACE LÚA, MIS VERSOS DE AMOR.

Hoy posiblemente ya tenga unos ejemplares de Lúa, ese amor imaginario de mi mente Josmaniana, esa expresión amorosa que se siente en esa frontera de aquél "amor en los tiempos del cólera" del tan recordado Gabriel García Márquez, donde uno de los protagonistas, a causa de una prostatitis benigna, orina sentado para no salpicarse los zapatos, y eso que tanto odian las mujeres, el humedecer la subtapa del inodoro.

Destellos de la vida amorosa al comienzo del ocaso, el mundo íntimo de los sentires, la sensación de la caricia soñada, eso es mi Lúa, el sentimiento del comienzo de la caída del sol de la vida, el asidero del alma a unas sensaciones que te resistes a perder en el inexorable ocaso, donde nada sirve el sentirse joven y esperanzado, porque el caminar y el espejo jamás engañan, tan sólo al que quiere engañarse.

Lúa no contiene destellos derrotistas, muy al contrario, en cada verso, hay una luz tenue pero cálida, es en definitiva, un último canto al amor carnal que abre las puertas a lo platónico, a la esencia de ese casi título nerudiano de "Confieso que he amado" en vez de "Confieso que he vivido"
Eso es mi Lúa, como lo fue y es "En el hondón del alma"


JOSMAN.
Publicar un comentario