miércoles, 23 de abril de 2014

PROFUNDA ORACIÓN.

Me han enviado esta nota que no se de qué pluma ha salido, y dice:

"¿Sabes que le pedí a Dios? ¡Que te cuidara!
 

Él sonrió y me mostró sus manos, las tenía cerradas, y me mostró que dentro de ellas estabas tú.

Me volvió a sonreir, y me dijo: " ¿Qué crees que puede pasar si está en mis manos?"


 Le dije: ¡Gracias Señor, porque esa persona que tienes en tus manos es muy especial para mi...!


Él me miró dulcemente, y me dijo: "Si para ti es especial, imagínate para mi, que soy su padre"
Publicar un comentario