lunes, 23 de febrero de 2015

VALDILECHA EN EL RECUERDO DEL AYER.

El espíritu de juegos infantiles,
tejados, casitas de golondrinas,
olor a paja y seco garbanzal
aquella sombra en polvo de Castilla.

La huerta abierta al sol del mediodía,
aquella grillería vespertina,
la higuera de ahorcados saltamontes
lebreles tras la liebre en jauría.

La chopera vigía del arroyo
tiene una herida abierta del ayer marcada,
la piedra trampolín de los sapos,
el trébol de la rosa inmaculada...

Valdilecha de espliego tempranero
creció en el perfume de Lavanda,
también aspero en el alto del Hundiero.
La Cárcava...
donde el cuervo silencia a la chicharra.
Al fín...
las migas del recuerdo de la hogaza.

JOSMAN.


Publicar un comentario