sábado, 28 de febrero de 2015

EL AUTOKRATOR , EL GUARDA JURADO Y LA CLA.

Salón de Plenos de Leganés, arriba la cla de militantes autorizados.

Pierde uno amistades, por la opinión política, esas no eran amistades.

Hacía posiblemente más de dos años que, no visitaba el Ayuntamiento nuevo, porque en el habita un fantasma, porque el alcalde Ráez, siendo natural de éste pueblo, ignoraba que lo levantaba en la Acacia de los Meones, Ráez quiso hace una Plaza Mayor, en un pueblo que siempre será menor, y que aún sigue al parecer en litigio por impago.

Dicho esto, me interesaba un punto del orden del día, y al llegar a la puerta, yo que he servido 39 años en la administración, hice más de 500 servicios de  puertas, me encuentro a un Guarda Jurado al que le digo: vengo al Pleno, y me dice, ¿por qué partido viene usted? Le contesté, que soy un ciudadano independiente, que no pertenece a ningún partido político. Y ya no quise entrar donde hay que ser como la cla de los teatros de mi infancia, o vas a aplaudir, o allí sobras.
Los partidos políticos lo ocupan todo, hasta las butacas del gallinero, para evitar que entre el pueblo no interesado ni adláteres de siglas.

Quiero dejar bien sentado que el Guarda Jurado cumpliría órdenes superiores dimanantes de alcaldía. Y no tuvimos más palabras que las citadas. y su comportamiento fue correcto.
Cuando yo era funcionario, si alguien visitaba el cuartel, jamás preguntábamos si venían por algún partido o eran ciudadanos no etiquetado,

Por allí andaba Pedro Atienza del PSOE y le dije, no puedo entrar al no ser de ningún partido, y ya es que no quiero, él me dijo que como la tribuna de la Asamblea de Madrid, hay que ir invitado.

Desde el acontecimiento amenazante de un trabajador de Coca Cola, a los políticos todos, les da miedo el pueblo. ¿Qué tendrán que esconder? Ahora que dicen que todo es transparente.

El autokrator, - poder absoluto en el ayuntamiento, en leguaje Griego moderno "emperador" - que él sabe a quién me refiero, por conocer mejor la antigua Grecia que yo, está en su derecho de dictar normas, y yo, de oponerme a él y su política, a pesar de que en las vallas publicitarias que joden los parques, publicite que  ahorra a la ciudad 120 millones, con 70 menos de ingresos.

En política como en la poesía y el teatro, sin injurias ni calumnias, se puede decir todo, me interesaba también, ver in situ, el cambalache del tango argentino,  la desunión socialista hasta en la bancada según informa Eco-Leganés.

Es decir que ahora desde que se ha impuesto la nueva norma, sólo entra la clá es un salón de plenos de amigos que ocupan según cupos partidistas las 40 butacas que mandó colocar Montoya, ya que Ráez, el Solón de mi época joven, no quiso poner, ni una sola para el pueblo. Y eso que los escaños del pueblo son plastificados, para que te sude el culo y te vayas pronto.

Lo único que hice, fue despedirme en el receso de algunos políticos para siempre, otros corrían en desbandada al refigerio privado al que tienen derecho.

Y el punto que me interesaba, fue retirado, como se retiran las cosas que importan, el alcalde sabe a cual me refiero, aunque no me lea, yo tampoco le leo.

La clá partidista también salía en el receso, y había militantes que pasaban sin que nadie les preguntara, debe ser que las conserjes ya les conocen, en este Leganés de hoy,  han creado dos clases de ciudadanos, no desde el nuevo autokrator, algunas costumbres viene de la era del faraón Montoya, y me temo que Santiago Llorente con el apoyo interesado de LEGANEMOS-IU, recoja los viejos vicios, ahora dicen que se reúne con el tejido social en busca de lo perdido, pero como a Demóstenes ya conocemos sus discursos, es más de lo mismo, mucha clá y poca vecindad.

Me despedí también de Carlos Delgado(ULEG) y Alarico Rubio,(IU) que salió como una centella, y es que sólo es amigo en las urnas, y esas amistades sobran por ser tóxicas, por lo político.


JOSMAN.
Publicar un comentario