domingo, 23 de octubre de 2016

A LEGANÉS LE DEBO DEJARME UN TEATRO.



A LEGANÉS, LE HE ESCRITO MÁS POEMAS QUE ARBOLES SE ALZAN EN EL BUTARQUE Y POLVORANCA.


No hablo de calidad literaria, escribo de mi ingente obra, retratando a éste "pepino".



A Leganés, sólo le debo, haberme dejado un teatro tres veces al año, solicitado por el Colectivo Literario Miguel Hernández, -como digo al pie de la fotografía-, a mí me debe toda mi obra de 40 años,
Nunca he querido ni que me lo pague, ni que me lo reconozca, mi obra la realicé voluntario, como dije "Del Butarque a Polvoranca, siempre he escrito andando, un verso cada quince o veinte pasos.


Nunca he dicho que lleve razón en mis versos, más bien habré estado equivocado, porque mi poesía eran y son versos en el tiempo vivido, he escrito cuanto acontecía, y mi problema ya lo escribí, mi poesía social me hace ver a los políticos todos a través de espejos cóncavos y los políticos a mí, a través de espejos convexos, por ello mis referencia a Luces de Bohemia sin plagiar a Valle, el Ayuntamiento de Leganés siempre ha sido un esperpento, o mejor dicho unas "Divinas Palabras" donde ellos, los vividores, viven de pasear por los Plenos al niño-adulto que además de sufrir Hidrocefalia, está discapacitado, y de él viven y comen unos, y hasta de otros se duda de el exceso de salario, porque en Leganés hay una guerra sucia con tintes de "Siracusa o Sicilia" aquella que hizo que Platón huyera de nuevo a Grecia.
JOSMAN.
Publicar un comentario