viernes, 7 de octubre de 2016

EL PSOE Y LA INVOLUCIÓN.


Foto: de Google.


Cuando Susana se decidió con sus tropas a cruzar Despeñaperros, Gabriel García Márquez reescribió "Una muerte anunciada"

Como en la novela, sabíamos que Pedro Sánchez iba a morir políticamente, el progresismo en vez de evolucionar empezó a involucionar, es decir, se entregó a la derecha más rancia de nuestra historia.
Y ha empezado a sentir el miedo, y a pensar en abstenerse porque teme unas terceras elecciones, en las que quedaría barrido como las basuras en los "Funerales de Mamá Grande"


Ni Felipe Gonzalez, ni nuestra dama andaluza, podrían imaginar el estado actual del PSOE, ni siquiera lo que a de acontecer, salvo que estén por la absorción ppepera, dando por finalizada esa época de bipartidismo, que como la serpiente de Moisés se traga a la del faraón.

El hombre que pudo gobernar, fue un torero miedoso, al que el tendido 7 de Las Ventas, le prohibió encarar al toro, y sin toro no hay faena, no le dejaron explorar, y a quien no le dejan salir de Burgos, jamás conocerá el Mediterráneo.

Y entre no poder hablar con nacionalistas, ni Podemos, vivió en ese silencio en el que se vuelve uno anacoreta, triste fin, el de Pedro, como el de Julio César, triunfador en las Gálias y "asesinado políticamente" en su casa.

JOSMAN.
Publicar un comentario