martes, 14 de diciembre de 2010

ANÉCDOTA TRABENQUEÑA.

Sepultura de Antonio Machado.
(la grandeza del hombre en 11 palmos de tierra...)


Los candidatos a la alcaldía, y a presidentes de comunidades autónomas deberían visitar los camposantos, porque quizás para regir los destinos de los ciudadanos vivos, haya antes que atender como es la muerte, primero.

Iba caminando el viernes día 10 del actual por la Colonia Trabenco de Zarzaquemada- Leganés- me dirigía con mi compañera a la "Peña Flamenca de Trabenco", cuando cruzando el puente escuché el eco de lo que a mi corto entender del arte flamenco era una "malagueña", de pronto me vino a la imaginación, lo mucho que nos creemos y lo poco que somos, pensé en los brutales abordajes económicos de los mercados y los especuladores.

También en la podredumbre, que presuntamente, existe en la política, hasta en gobernantes tan dispares como Obama y Evo Morales, cayendo en la cuenta de lo que tantas veces pensamos, en lo corta que es la vida y en lo larga que es la muerte, que podríamos decir que es eterna, o para la eternidad.

Ya más cerca de la peña flamenca, oí con más nitidez la "Malagueña", que yo tuve que adaptar por ser imperfecta.



"Los alcaldes prepotentes,
que visiten camposantos,
y allí, verán lo que somos,
cien huesos,en once palmos".*



En ocasiones los gobernantes se creen dioses, y solo son servidores del verdadero soberano, que es el pueblo.

Recordemos al Bachiiller Sansón, en su consejo a Sancho "Que los oficios mudan las costumbres y puede ser que viendoos gobernador, no conozcáis ni a la madre que os pario" y yo añado, del pueblo que os votó.

* Describir una parte por el todo.


Leganés, 14 de diciembre de 2010



JOSé MANuel García García (JOSMAN)


Publicar un comentario