lunes, 1 de agosto de 2011

LA ESCOBA DE MIGUEL HERNÁNDEZ.

Mi buena amiga del alma, Mari Carmen Estévez Rebollo, -poeta, escritora y monitora de teatro- me ha mandado un poema que yo desconocía de Miguel Hernández "La Escoba"

¿Quién que no fuera Miguel Hernández, habría elevado a la escoba a tan alta cumbre?

"Delgada de ansiedad, pureza, sol, bravura" "Nunca: la escoba nunca será crucificada" Un niño que fue pastor pide que se corone de laurel, mirto y rosa, a una de las herramientas más humildes de éste planeta, esa humildad llena de nobleza al autor, y la baja como una palma doliente y celeste, desde la altura a pie de tierra.

PERO LA ESCOBA ES MÁS QUE ESO, ES UN MENSAJE QUE CADA LECTOR INTENTAREMOS DESCIFRAR...

JOSMAN.


"Coronad a la escoba de laurel, mirto, rosa.
Es el héroe entre aquellos que afrontan la basura.
Para librar del polvo sin vuelo cada cosa
bajó, porque era palma y azul, desde la altura.


Su ardor de espada joven y alegre no reposa.
Delgada de ansiedad, pureza, sol, bravura,
azucena que barre sobre la misma fosa,
es cada vez más alta, más cálida, más pura.


Nunca: la escoba nunca será crucificada,
porque la juventud propaga su esqueleto
que es una sola flauta muda, pero sonora.
Es una sola lengua sublime y acordada.
Y ante su aliento raudo se ausenta el polvo quieto.
Y asciende una palmera, columna hacia la aurora."

MIGUEL HERNÁNDEZ -1910-1942

ORIHUELA- ALICANTE
Publicar un comentario