domingo, 30 de octubre de 2011

DESPUÉS DE LA POLICÍA...

La policía siempre cumple con su deber, en especial la local de Leganés, pero no se por qué tras ella, siempre viene la prensa y, el silbo del cantor, en este caso del poeta.



Me ha defraudado Jesús, *
y otro tanto Cenamor, **
Me marcho, pero me quedo...
Ahora, está el jardín en flor,
ahora, que lo azota el viento,
que cesó el anticiclón,
la tormenta de los versos
quiere hacerse canción...
No se si amor en la cena...
o gobierno en desamor...



¡Después de la policía,
viene el silbo del cantor!



* Alcalde de Leganés.
** Concejal de Seguridad.


Leganés, 30 de octubre de 2011

JOSé MANuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario