martes, 4 de octubre de 2011

SOCIALISMO, TABACO Y POBREZA.

Con Zapatero ganamos en salud,- con su ley del tabaco-, pero perdimos poder económico. Los pobres somos más pobres.

Yo, obviamente, estoy a años luz de alcanzar la calidad literaria de don Antonio Machado, pero me pasa lo que a él, difícilmente escribo sin tener un cigarro entre mis dedos.
Lo necesito a la hora del café en la cafetería, cuando al enfrentarme al papel blanco de una servilleta, y tengo que salirme a la terraza hasta en invierno, para escribir con el cigarrillo en la mano izquierda, mientras la derecha escribe cuanto he madurado mejor o peor en mi mente de poeta aficionado.

Hoy he pensado en esta droga legal, en el gobierno y en la pobreza, y he escrito un romancillo corto, tan breve como la ansiedad que he tenido, hoy he escrito bajo techo en el café público y el bolígrafo bailaba entre mis dedos, mirando a una izquierda desnuda de humos y nicotinas.



Este café de la tarde
que una hora me consuela,
sin humo de cigarrillo
ya no es lo que ayer era.



Y me es difícil escribir,
acostumbrado a la droga.
Y se marcha Zapatero,
ya sin humo nos deja,
que Dios le de la salud
que con su ley nos pusiera.



¡Socialismo, socialismo,
entre Sainete y Zarzuela,
nos dio un punto sanitario *
pero quince de pobreza.


*El presidente Zapatero, nos dio salud prohibiendo el tabaco en zonas públicas cerradas, pero su gestión política económica nos dio más pobreza.




Leganés, 4 de Octubre de 2011


JOSé MANuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario