sábado, 25 de junio de 2016

HOY, REFLEXIÓN Y SOMBRERO.

Pepe Blanco, ¡Ay,mi sombrero!

Hoy que no se puede hablar de política, y que en esta planicie pepinera cae un sol de justicia, se acuerda uno del sombrero, y de Pepe Blanco que alegraba las mañanas radiofónicas de mi infancia.

La copla despertaba a una España dormida, y mi madre calentaba un barreño de agua para un baño del que huía como del diablo, más del estropajo en las rodillas y el jabón de Lagarto.

Hoy es día de sombrero, o gorra teresiana benemérita o similar civil, sin símbolo. Mañana será día de decir : "¿Quo Vadis, Domine? ¿Dónde vas, Señor? Suerte y que el pueblo dictamine.

JOSMAN.
Publicar un comentario