lunes, 6 de febrero de 2017

Nepotismo y cierto caciquismo.

Nepotismo y cierto caciquismo.

Leganés donde desde que yo peinaba mi flequillo ha practicado el Nepotismo los gobiernos acoplan a familiares y siempre a sus amigos, hace dos siglos lo escribió Larra y Galdós, es lo que la ilustrada señora Aguirre llama "mamandurria" pero dejemos está septicemia de España que también práctica Podemos. En términos eclesiásticos antiguos, el sobrino del Papa, el cardenal nepote.



El alcalde de Leganés cesa al presidente de la Comisión de Contratación, diciendo que el concejal de ULEG da un trato casi Inquisitorial a los funcionarios, la oposición en una ciudad incluso pepinera, pero de primera, debe fiscalizar y controlar lo contratado, es lo justo y transparente hasta en una Timocracia como la nuestra.


Los funcionarios si se sienten presionados o dañados pueden defenderse y si hubiera excesos denunciarlos. Pero quién cumple la legalidad, no debe de temer a nada, ni a nadie.


Por tanto uno acaba con náuseas, y se refugia uno en "El Abuelo" de Galdós, donde este pregunta, que es mejor el amor o el honor?, " Si el honor se pudiera materializar serviría de abono, estiércol para cosechar tomates" - 1897-


Quizás porque Emilia Pardo Bazán, entre fornicio y fornicio en la Castellana, terminó de despertar a nuestro mejor novelista en castellano, doña Emilia era divorciada y feminista, pero sabía el valor del honor al que Galdós se refería en El Abuelo. Que renuncia al honor por amor a una nieta bastarda, no es la sangre la que ama, es el sentimiento.
Josman.
Publicar un comentario