viernes, 24 de abril de 2009

NI POPULARES, NI OBREROS, NI DESCARRIADOS.

Con arreglo al Art. 23 de la Constitución, me represento a mi mismo, reniego de cualquier relación con la clase política y la política de clase. Derechas, izquierdas y descarriados sin orientación.

Lo he dicho en docenas de ocasiones, ni los conservadores son populares, ni los llamados socialistas son obreros, sencillamente ni unos pueden pensar ni sentir como la gente popular, ni los otros, como la clase obrera, porque no viven las vicisitudes diarias de un mileurista trabajando, o la de un obrero en paro.

Para conocer el dolor hay que tenerlo o haberlo tenido, para curar una enfermedad hay que conocerla de cerca.

Son escandalosos sus sueldos, tanto en épocas de vacas gordas como en las de las flacas. Y éstos TODOS, no darían la libertad al José bíblico, aunque acertara que había que guardar grano para los años de sequía, y resolviera la crisis.

Porque a los políticos no les falta, y si no ocupan escaño, están en el cargo del que más da, o en el de lo mismo me da…

 

Algunos partidos políticos tiene un comportamiento interno que me recuerda al de la Falange de mi infancia, sólo ellos y los suyos vacacionaban en los años 1.950 y 60, todos se acoplaban, hasta a los más torpes les hacían ordenanzas de ministerio, y el que no, como aquél abuelo, peón de caminero.

Nunca les faltó porque lo administraban todo. Y si yo gobierno el cortijo, el mejor cordero para mi hijo.  Claro el cordero lo paga el pueblo.

 

Hoy ya de modo oficial, pasamos de 4 millones de parados. Y a mí se me ocurren unos versos de los que por prudencia solo escribiré el 10% de los mismos:

 

Los unos:

Hoy se llaman populares

Los otros:

 socialistas y obreros.

Somos el ano de Europa,

y a la vez, sordos y ciegos.

 

¿Recetas para la crisis?

son mediocres en concierto,

desafinan y se insultan

y se aprueban sobresueldos,

que asombran al mismo Dios

y al resto del universo.

 

Populares, socialistas,

catalanes y gallegos.

algún vasco es dinamita

lleno de sangre y de muertos

la senda independentista

viste de crespones negros.

 

Podríamos escribir más y más…

 

Y ahora inyectan a la banca

con mil millones de euros.

Haciendo que el capital,

se coma al ratón y al queso.

 

Este romancillo asonante, como todos,  sería y hasta es interminable.

 

Leganés, viernes de paro, de 24 de abril de 2009

 

José Manuel García García (JOSMAN)

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicar un comentario