jueves, 3 de diciembre de 2009

LA ERMITA DE LA MORA Y EL GATO NEGRO.

La demolición de la Ermita de la Mora, abrió un gran debate político en la localidad, se llegó a decir que fue un terremoto con epicentro en Lisboa (hace 200 años), que afectó a Leganés…Otros, que el dueño de la finca donde estaba situada, le metió la piqueta…

En la política se dicen muchas mentiras o medias verdades, otra vez me viene a la memoria Antonio Machado: “Dijiste media verdad…/ dirán que mientes dos veces, / si dices la otra mitad”

Finca de la Mora

¿quién te derribó,

un terremoto violento,

la piqueta, algo peor,

el tener otros proyectos,

y con ellos la intención

de ojos que no ven por ver…?

Total desaparición,

una página de historia,

gato negro ¡Maldición!

Cuando la historia y su cultura se derriban, sin ser yo, ni historiador, ni culterano, cuando llego a los últimos versos, estoy imposibilitado de escribir más, imposibilitado por mi ira, y así nadie puede ni debe escribir.

Porque acabo pensando en el gato negro, en los negros desvanes, esos que lo ocultan todo, hasta que una madrugada entra la luz y con ella, la claridad.

Butarque, silencio, miedo,

tristeza, soledad…

La Ermita de la Mora

¿dónde estará?

Eco de rezos,

piqueta mortal.

Debate en el Pleno,

gris temporal

¿fue un terremoto?

campo de sal

escusa barata,

cruel carnaval,

El salón bosteza

por municipal.

Un gato negro

de negro desván.

Vergüenza de un pueblo,

no escribo hoy más.

Leganés, 3 de diciembre de 2009

José Manuel García García. (JOSMAN)

Publicar un comentario