viernes, 15 de enero de 2010

EL TITANIC LEGANENSE.

Cuando el ideal se pierde / no perdona Leganés
se recoge el fruto verde/ y da la urna el revés...


¿No se pregunta Montoya,

por qué de tanto adversario?

La respuesta es sencilla,

sus desatinos diarios,

y para ser socialista

un camino equivocado.


Pero ya no tiene tiempo

de rectificar lo andado,

se hundirá como el Titanic

sin botes para sus cargos.

Y, los que no sepan nadar,

quizás hallen un remanso,

una isla y bajo sueldo,

¡así es la vida, muchachos!


Laura Oliva de mi vida,

¡Ay, Llorente, Santiago!

Quien hiere la ideología

la idea le hace pedazos.

Leganés, 15 de enero de 2010

JOSMÍN*

* Dícese: del romancillo sencillo y pepinero, que en vez de escribirse con pluma, se escribe con pizarrín sobre una antigua pizarra.

Publicar un comentario