miércoles, 27 de enero de 2010

¿PERO DE DÓNDE BROTA EL MANANTIAL QUE LO CREA?

Manantial valdilechero.

En la soledad de mis noches negras,

con el miedo rondando las esquinas,

es cuando más luz llega a los recónditos

rincones de mi alma en su desvelo.



La soledad es la compañera fiel,

te provoca la tristeza donde socavas

las sensaciones más profundas, y hallas

ese complementario al que aludía Machado.



El otro yo, que siempre vive alerta,

un tercer ojo que administra todo

cuanto llamamos ideas y pensamientos,

esos sentires que olvidamos cada amanecer.



Él los recicla y los pone en orden,

y no eres consciente de que existe

hasta que lo percibes y te sorprende.



¿Memoria? sí, ¿pero qué memoria?

¿Ingenio? sí, ¿pero qué ingenio?

¿soledad? ¿complemento? ¿ángel anunciador?



Lucero de una noche eterna

que anula el sol,

que viene y va, un yo en el yo,

la rosa en un glacial, luz en la oscuridad,

cordura en la locura, noches negras,

días azules, y un verso sobre la mesa.

Sí, soy yo quien lo escribe ¿pero de dónde

brota el manantial que lo crea?


Leganés, 27 de enero de 2010

José Manuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario