domingo, 31 de enero de 2010

¡QUÉ VERDOR!


Era verano, paseaba contigo por El Butarque*, aunque este arroyo leganense, me gusta pasearlo sólo, para meditar, para limpiar la paja de mi alma, e intentar dejar el poco trigo que leganea por ella.
Era julio, y una rana saltó a una piedra blanca y, ¡qué verdor!


UN ABANICO EN TU MANO,
VERANO, MOSQUITOS, CALOR...
EL BUTARQUE PASA MANSO,
DOS PESCADORES AL SOL.

LEGANÉS SIESTEA
Y UNA RANA SALTARINA
SOBRE LA PIEDRA BLANCA.
¡QUÉ VERDOR!

José Manuel García García (JOSMAN)

* Arroyo de Leganés.


Y mañana...: la mesa en la que escribo. (sueño irónico josmaniano)


Publicar un comentario