sábado, 3 de abril de 2010

EN LA PRESUNTA AUSENCIA DEL ALCALDE.


El alcalde en su tiempo libre,y descanso merecido, obviamente es libre de estar donde le apetezca, y a ningún vecino nos importa, pero su presunta ausencia de la localidad, no se porqué, nos hizo escuchar campanas de alabanzas.

Un viento poco común del sur, llevó el sonido de las campanas del Salvador hasta el Butarque, nos anunciaba la ausencia del alcalde, y las hacía tañer, como un toque de alabanza.



Un pato Butarque alegre,
tarde de abril soleada
y los juncos enfermizos
por caerse sobre el agua,
lloran hoy su soledad,
soledad acompañada,
agonía abrileña,
grises cual nubes cargadas.



La gente en la barbacoa
hace sardinas asadas,
otros pescan, y meditan,
crisis de Semana Santa.
El parado butarquea,
el arroyo, corre y pasa,
un niño tras la pelota
suelta lágrimas de rabia.
Y un perro busca la sombra
de un pino de talla enana.



Y el alcalde ¿dónde está?
dice un ciclista que pasa,
se marchó de Leganés...
escucha las campanadas,
aunque está muerto Jesús
están tocando alabanzas.


Leganés, 3 de abril de 2010


José Manuel García García (JOSMAN)
Publicar un comentario