sábado, 13 de agosto de 2011

Y, ¡CUANTO AMOR SE SUICIDA!

Decía una actriz española que, lo más triste del mundo era decir "la palabra madre y que nadie te responda"


En ocasiones, alguien me resucitan en los recuerdos a mi madre, que, quizás no supo ser parcial con sus hijos, y ocurre lo mismo que con la guerra civil española, van pasando los años y aún no se estañan las heridas, unos por perdedores y otros por vencedores, y la barbarie y el odio se prolongan un siglo.
Y no podemos tener presente si masticamos constantemente en nuestra memoria el ayer, que es imposible cambiarlo, y nos empeñamos en vez de olvidar en batallar, y damos mil vueltas a nuestra mente en la madeja de los recuerdos, y somos rehenes de un ayer que nos impide ver el futuro o imaginarlo, ignorando que las trincheras de ayer pueden ser hoy los pensiles donde nazcan las flores más hermosas.


Hoy me resucitan muertos
que fueron de mi familia,
se me abren los armarios
y siento la noche fría,
justo hoy once de Agosto
cuando Madrid suda y vibra.



Yo mastico mi angustia,
y, ¡cuánto amor se suicida!
entre estas cuatro paredes
que ya no sé si son mías...


Leganés, 13 de Agosto de 2011


JOSé MANuel García García (JOSMAN)
Publicar un comentario