jueves, 29 de marzo de 2012

¿ESCLAVOS DEL SIGLO XXI ?

Manuel Vicent, en su artículo o columna del diario El País del 18 de marzo del actual, comienza diciendo: “Ningún imperio se ha hecho sin esclavos”, finalizando el artículo dice: “Si por casualidad oyes sonar de noche las trompetas del Apocalípsis, deberás saber cual es el pérfido augurio: solo si te conviertes en esclavo podrás sobrevivir”

Me sobrecoge el alma la exposición de Vicent, no por mí, que ya no sirvo ni para esclavo, me sobrecoge por la juventud de hoy, la mayoría con estudios superiores y exquisitas notas académicas y los vemos parados o en un trabajo precario, que yo llamaría de “Auxilio Social” por lo que supone sólo ochocientos euros mensuales, a pesar de que hemos dado a nuestros hijos e hijas la mayor preparación académica de la historia.

Y sin embargo, la crisis les condena a una esclavitud salarial que, les niega el presente y el futuro a medio plazo.

En la antigüedad, los imperios se construían a base de invasiones a sangre y fuego. Hoy solo basta con mover esas agencias de análisis económicos, para que sus notas puedan bajar o subir la confianza en la economía de un país, y, nos hacen tambalear con el riesgo o no riesgo de nuestras deudas públicas y privadas.

Los mercados nos envían un misil invisible que nos destruye visiblemente, pero que no ocasionan víctimas visibles a priori, con unos índices de depresiones y hasta suicidios que dependen mucho del vaivén de los criterios interesados: el paro, los desahucios, la brutal avaricia de la banca, los empresarios con un despido fácil, y otros, con salarios de esclavitud, nos están convirtiendo a muchos en súbditos del estado, los gobiernos, la crisis, la banca y empresarios sin escrúpulos.

Dejamos una dictadura hace 37 años y a pesar de ésta mal llamada democracia, y aquél estado del bienestar, que fue sólo un espejismo.

Nuestros jóvenes que no llegan a mileuristas y los pensionistas más deprimidos a pesar de la subida del PSOE, -el pasado año-, viven bajo el imperio de Europa, en un régimen semiesclavista.

Muchos frentes abiertos tenemos los proletarios o la clase trabajadora en esta gran barricada de España, y, todos ellos son afluentes del gran río que nos lleva: agua privatizada, enseñanza, sanidad, salarios, desahucios, hipotecas y la dignidad del obrero que ha caído en una sima profunda.

Siete problemas, siete ofensivas, siete frenos que debemos de poner para no caer en el abismo que anunciaba el mes pasado, para no acabar en esa metáfora prosística de Manuel Vicent.

Esta es la esclavitud de nuestro tiempo, reitero, al borde del abismo, porque paro y salarios mínimos, es una forma de vivir en un sin vivir. Y dicen en Extremadura que: “Mal que no es de ahora no mejora” y hasta añaden: “Para poca salud, ninguna”

Entre tanto, más allá de gobiernos, un enemigo enmascarado, con el que se hace difícil luchar, pero hoy es más necesario que nunca luchar, no sólo por la libertad, por la dignidad de la existencia humana.

Leganés, 29 de Marzo de 2012

JOSé MANuel García García (JOSMAN)

Publicar un comentario