lunes, 5 de marzo de 2012

LA SOLEDAD DEL POETA.

Mi rincón del Butarque

Los poetas aunque seamos aficionados, a lo largo del día , necesitamos un tiempo de profunda soledad, que es, cuando reflexionamos y elaboramos la idea que llevaremos al papel.

Después, tanto en compañía voluntaria o forzada, podemos añadir a la idea caireles y hasta la rima más adecuada si no es de verso libre.

Pero la idea y los pensamientos que la complementan requieren de un recogimiento casi monacal, bien en un rincón del parque, del campo, del Arroyo Butarque o de la angosta terraza de mi casa donde tengo mi humilde escritorio.

En ella, cierro la puerta que la separa del salón-comedor, y aislado de cualquier ruido es, donde el carrusel o noria de la idea se rumia hasta madurarlas, sean buenas o malas, acertadas o equivocadas.

Leganés, 5 de Marzo de 2012

JOSé MANuel García García (JOSMAN)
Publicar un comentario