jueves, 7 de febrero de 2013

EL EVANGELIO Y LA POLÍTICA.



Cuando la política y los políticos nos flagelan con sus leyes , decretos y medidas, no podemos hacer otra cosa que, gritar contra ella y contra ellos.

La política tiene cierta crueldad, al igual que los banqueros y la burguesía.

En definitiva, tiene un vicio que, no se si voluntario o no, se nutren de los impuestos del pueblo, y como al Nazareno los romanos, no les importa azotarlo y coronarlo de largas espinas, y llevarlo al calvario del paro y de la hambruna.

Y si éste comete un mínimo delito, por necesidad, no se por qué alguien como Poncio Pilatos lo condena mucho más que a Barrabás.

La Biblia y El Quijote, nos enseña la metáfora más cruel de la vida.

Al nuevo Testamento, la Iglesia lo adulteró durante siglos, no le quiso explicar, y nosotros no hemos sabido desgajarle, amigo Sancho.



JOSMAN.
Publicar un comentario