martes, 5 de febrero de 2013

LA POESÍA Y EL PODER.

A mi siempre amada amiga Mari Carmen Estévez (poeta):

Cuando los poetas pisamos las alfombras del poder, el maleficio metafórico de su magnetismo radoniano y partidista nos anula el ser.

La poesía, -aunque sea mediocre como la mía- está varios estadios por encima de sus intereses llamados ideológicos, debemos pues, alejarnos, lo peor para un poeta, aunque sea amateur, es estar alienado, porque se marionetiza y deja de serlo.

Y Antonio González Ortíz me recordó:"Si hubiera más políticos que supieran de poesía, y más poetas que supieran de política, el mundo sería un lugar un poco mejor para vivir en él"  John F. Kennedy


 La poesía en Leganés: Ni socialistas ni populares hicieron nada por dignificar este arte. Aunque yo las pedí, la poesía no necesita subvención, solamente respeto por ser una creación. Los versos nacen de los sueños, de la imaginación del ser, cuando son versos sociales, molestan al poder, pero no existe otro modo de reivindicar la sed, la sed de una justicia social que todos sin exclusión deberíamos tener.


JOSMAN.
Publicar un comentario