viernes, 19 de julio de 2013

¡MALVADOS!


IMPORTANTISIMO ARTÍCULO DE MI HERMANO DEL ALMA, VICENTE GORDILLO CARMONA
Reflexionemos en el con él.

"En mi barrio, que es el espacio donde coincidimos mujeres y hombres de distintas edades, lugares de nacimiento, situación laboral, creencia religiosa, afinidad política y un extenso etc., se tiene desde hace ya mucho tiempo la convicción de que el egoismo de buena parte de la clase política dirigente ha colmado el vaso de la paciencia ciudadana.

En mi barrio, que desde que recuerdo ha rezumado sudor de clase trabajadora, sencillez, humildad, austeridad y ejemplaridad en el pago de los impuestos contributivos; donde multitud de calles estrechas nombran a ríos y provincias de toda España sin perjuicios de esquinas o confluencias, y la relación intervecinal es casi familiar, la palabra malvado está al orden del día, pluralizada y sin discriminación por razón de género.

"Malvados": sí, como las moscas de La Bruyère, que recorren el cuerpo de los hombres y sólo se detienen en las yagas; que hablan de honestidad, méritos y virtudes sin ejemplaridad en sus vidas.

"Malvados": que ven la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio les resulta tan familiar que no les estorba lo más mínimo, que se arrepienten en silencio tras cada atraco a las arcas del pueblo pero que al instante el costumbrismo les devuelve al vicio de robar sin medida... Diógenes decía de los malvados que "obedecen a sus pasiones como los esclavos a sus dueños". 

Escribo esto porque necesito un poco de aire fresco: ese que dan las letras ofrecidas sin mas destino que tus amigos y más beneficio que el desahogo tras ingerir una ensalada de noticias sobre corruptelas y corruptos en libertad, sobre regios amaños y vacaciones insultantes de quienes deberían encontrarse en el "Hotel Rejas"; sobre la transparencia guillotinada en el Congreso de los Diputados al impedirse investigar el patrimonio de los que dicen representar nuestros intereses, derechos y libertades desde su interior (sede de la soberanía popular); sobre el archivo insultante del caso de un Campeón del escapismo (Pepe Blanco), o sobre la información que nos llega del FMI señalando que somos el cuarto país de la UE con más banqueros millonarios, aunque el primero en sueldo medio (cartilla de racionamiento)

Escribo esto, hastiado de tanto silencio global de las castas políticas, cómplices y encubridores interesados ante el tráfico de influencias que evita que un convecino del barrio puede ocupar una plaza en las distintas Instituciones de este Estado Torcido, porque el principio de igualdad de oportunidades lo tiene adosado a su dictatorial dedo el cargo de turno y de siempre (dedocracia)

Una voz interior me grita: "Malvados". Sí, todos aquellos politicos, allegados, correveidiles, confidentes, adjuntos, jefes de gabinetes..., y demás cargos tan improductivos como innecesarios que por activa o pasiva han logrado que la deuda de cada hogar español se haya disparado, sin haber tenido posibilidad de utilizar un arma defensiva, a la friolera de cincuenta y tres mil euros; una deuda producto del saqueo de nuestra riqueza por obra y arte de esos "Malvados" que van de boca en boca entre las gentes de mi barrio, ignorantes de que hoy han recibido cada uno de ellos la herencia de una muy particular deuda: "veinte mil euros que, seguramente, no habrán visto juntos en su vida".

¿Qué hemos hecho para merecer esto y a estos?"

Vicente Gordillo Carmona.
Publicar un comentario