lunes, 22 de julio de 2013

SENTIR, PENSAR, ESCRIBIR.

Hoy ha tocado el café en el Bako, Pedroches 54, y en la mesa esa tarea lenta de escribir algunos versos, mientras discurría una pequeña tertulia entre Gumer y Sandra, y es que no se por qué el café manchado, invita a la tertulia y a ésta escasa capacidad de escribir "verso tras verso y golpe a golpe" como nos enseñó  Don Antonio Machado

ENTRE TANTA PODREDUMBRE POLÍTICA , A VECES NECESITAMOS UN DÍA, PARA RESPIRAR Y SIN EXPRIMIR LA UBRE DE LOS VERSOS ACUNARLOS EN LOS OJOS, Y EL EL PAPEL EN LAS TIBIAS MANOS.


Danzan los versos en la mente,

fluyen a modo de destellos,
vibran en el cable equilibrista
hasta desembarcar en blanco folio,
después de ordenados se almacenan,
se leen y releen, alimentan,
los acunas en tibias manos.



Y sientes esa alegre sensación
de la mujer, que tras el parto
suspira y descansa.
Y en la noria necesaria, vuelves
a la pluma transmisora,
porque quedan en la ubre de la mente
nuevamente nutrientes  versos blancos...

JOSMAN.
Publicar un comentario