jueves, 28 de agosto de 2014

SED EN LA FUENTEHONDA DE LEGANÉS.




 
Fuentehonda de Leganés.

Leganear en Agosto por el centro, es sosegante cuando esta ciudad por siempre manchega, cuando aún no se ha despejado del letargo nocturno.
 
La limpieza es necesaria, la sequedad en fuentes y pequeños estanques valdegrulleros, no es resfrescante es esta ciudad manchega, visitemos Fuenlabrada y aprenderemos algo.
 

 Y cuando la mañana aun tiene 24 grados de temperatura, me asomo a la Fuente Honda, limpia pero, seca como la sombra de una liebre en el páramo burgalés. Y es que una fontana vacía, es como una maceta sin tierra, sin planta, es un Leganés taurino con un encierro de cabras.
 
JOSMAN.
Publicar un comentario