lunes, 19 de septiembre de 2016

AMOR A ESPAÑA Y POBREZA.


Mis artículos de El Buzón se han proyectado desde la historia, en una metáfora de ésta realidad de hoy en la España eterna.

A España, muchos que la repiten como el Padrenuestro en misa dominguera, son los que la han extenuado o han ayudado a dejarla anémica desde Andalucía a Orense.



A España, como a los verdaderos amores hay que llevarlos en el alma y no pregonarla ni pregonarlos, como las amantes clandestinas que Lope de Vega, las cambiaba el nombre en sus versos.
"Dime de que presumes y te diré de qué careces"



He conocido patriotas luchar contra ETA, ¿o por tener varias lonjas de pescadores sin serlo? A veces, somos como Alejandro que, amaba a Macedonia,pero se nutrió del oro de Persia para llegar al río Indo.


A veces de habla de la gran cosecha de Ribera del Duero, que es España, pero esa misma España son los pegujales machadianos de la laguna Negra -Soria- La Tierra de Alvargonzález, el amor patrio siempre se cacarea según vaya abultada la cartera, es como el amor a Leganés, no es lo mismo el de un obrero mileurista. que el de un concejal liberado.


España, es como todo y en todo, no es lo mismo el sexo a los 20 años que, en la Andropausia, todo es cuestión de poder en los brazos adolescentes, por ello, el amor y el patriotismo, no se miran de igual modo desde el terruño jornalero, que desde el porche del dueño del Cortijo. Machado decía que el bienestar de Sevilla, era la opulencia en Soria.


A España se la ama según te amamanta, hoy muchos de nuestros jóvenes acuden a biberones extranjeros que emigran en exilio laboral, porque esta España no produce leche para tanto mamón.

JOSMAN.
Publicar un comentario