viernes, 30 de septiembre de 2016

DOÑA PERFECTA ¿O DOÑA SUSANA?


Recurro mucho estos días a Galdós, el novelista canario, aquél hombre que callaba en las tertulias y en el Congreso, era una esponja que recogía todo, nadie como él retrató con la palabra a España y al Madrid de su época, que es la de siempre, sin la mecánica, la electrónica y la ciencia, en lo demás seguimos siendo en parte como Orbajosa y nunca hemos dejado de apearnos en Villahorrenda, Y entre el caciquismo, la Iglesia, y el miedo al cambio, somos capaces de matar metafóricamente para no cambiar nuestros intereses, por ello Doña Perfecta, es capaz de mandar matar a su sobrino, el amor de su hija, aunque ésta se vuelva loca, contar de seguir una tradición que sólo nos trajo hambre, esclavitud y penurias, porque Doña Perfecta se escribió cuando en los reinos de España -Cuba-  había esclavos, y como hoy, muchos rosarios al alcance de la mano, e intereses creados.

Doña Susana ha querido asesinar políticamente a Pedro Sánchez, que debería de haber dimitido, pero no ser ejecutado de éste modo,

Galdós cuando escribió sus novelas, rumió en nuestra forma de actuar, hasta llegó a decir que Doña Perfecta sin crimen, era su madre la sargento, que mandaba en todo un coronel como lo fue su padre.
Y esta es la hora de España, aquí no se mata a José Rey, ni se vuelve nadie loco de amor, salvo mi "Loco del Butarque", pero cuando Pedro declaró que iba a explorar el componer un gobierno de izquierdas, Felipe González y el caciquismo, apoyados por la prensa del régimen y los poderes fácticos tocaron aquello de los Mexicanos en El Álamo "A degüello"

Los socialistas son capitalistas, funcionarios del partido y no podía soportar que se abriera una ventana, y ahí llegó Doña Perfecta, reitero sin matar a nadie.


JOSMAN.

Doña Perfecta es una novela de Benito Pérez Galdós escrita en 1876.
Publicar un comentario